Proyectos de investigación

Los proyectos de investigación tienen una doble función. Por una parte, financian investigaciones específicas por un lapso de tiempo determinado, y por otra parte proveen de un marco institucional para las distintas investigaciones que se llevan a cabo.

Los proyectos de investigación tienen fundamentalmente dos finalidades.

Por una parte, sirven para financiar una investigación permitiendo comprar materiales (en humanidades, más que nada libros), equipos (computadoras, grabadores, scanners, etc.), pasajes (para que sus integrantes asistan a congresos o realicen trabajo de campo), etcétera. En general, los proyectos de investigación no financian a los investigadores: se supone que las instituciones en las que trabajan los investigadores CONICET, las Universidades, etc.- se ocupan de pagar sus salarios.

Por otra parte, los proyectos de investigación sirven de marco institucional para las distintas investigaciones que se llevan a cabo. Esto permite conformar y fijar equipos de investigación. Además, ya que los proyectos de investigación son evaluados por un comité académico, participar de un proyecto de investigación constituye un antecedente relevante en investigación.

Debido al marco institucional que dan los proyectos de investigación, además de CONICET y Agencia, la mayoría de las Universidades Nacionales tienen proyectos de investigación propios. Inclusive algunas facultades (como la de Filosofía y la de Ciencias Sociales de la UBA) tienen programas propios de reconocimiento institucional de proyectos de investigación.